sábado, 14 de marzo de 2009

La encrucijada


Que bonito abrigo, ¿no? Okey, pues ¡¡¡NO LO COMPREN!!! Si no los convencen mis palabras, sean valientes y vean, al menos, los primeros dos minutos del video de abajo. Después, seguramente, lo pensaran dos veces antes de gastar en eso su dinero.
Sinceramente, pensé en no subir el video y solo describirlo. Pensé en ilustrar el texto con unas cuantas fotografías. Pero no. Indudablemente, no tendría el mismo efecto. No es lo mismo que te lo cuenten, no es lo mismo ver unas cuantas imágenes, que mirar el video y no poder creer en lo que estás viendo. Eso genera otro efecto, y es el efecto lo que busco: una respuesta, una reacción (inevitablemente emocional) de parte del espectador. Una respuesta enojada, incrédula, ofendida.
Esto es real y ocurre en unas granjas en China, donde se sacrifican a mapaches y a otras especies para utilizar su piel, que se les arranca mientras están aun vivos, en la confección de abrigos. Desde China, desde este tipo de granjas, se exporta la mitad de la piel de mapache que se vende en los Estados Unidos y otros países occidentales.

video

Creo, y no soy el único, que nuestra especie o se está acercando o está ya en una encrucijada, en un dilema: cambiar y sobrevivir o seguir iguales y, eventualmente, morir. Vienen tiempos muy difíciles, muy complejos, que pondrán en juego nuestra capacidad para relacionarnos más humanamente, más espiritualmente, con nuestros semejantes, pero también con aquellos que no lo son: las otras especies animales que habitan nuestro planeta. Al final de cuentas, todos, ellos y nosotros, formamos parte del mismo entramado vital, del mismo ecosistema. Mientras existan cosas como las que aparecen en este video, mientras cosas así sean permitidas, mientras seamos capaces de llegar a tales extremos de crueldad e insensibilidad ante un ser vivo y consiente, no podremos lograr ese salto mortal que el futuro inmediato nos presenta: el reto de cambiar, de mejorar, para seguir adelante.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Oyes, interesante esto. Sinceramente, hace poco estuve viendo un video acerca de como les quitan la piel a las focas y a los mapaches para hacer estos abrigos que el cine nos ha impuesto como símbolo de elegancia y buen gusto. Sinceramente, se me hace de mal gusto establecer como elegancia y distinción usar estas pieles que para obtenerlas hubo de torturar a animales. Alexandro, este tema es excelente, y te felicito por exponer de esta manera lo que pasa con estos animales, pues muchas personas que no piensan en como se obtienen esos abrigos quizá entonces agarren conciencia de lo que contribuyen y dejen de hacerlo