domingo, 27 de febrero de 2011

De la moda, lo que te acomoda


Ahora andan diciendo que los blogs ya han pasado de moda. Que Facebook, que Twitter y no sé qué tantas cosas. Yo espero que todo esto no sea cierto, que sólo sean avisos de tontos. Porque, bueno, las “redes sociales” están muy bien, crecen cada día más y todo lo que se quiera. Sirven para lo que sirven, y lo hacen bien. Pero no veo en ellas el nivel de reflexión que he encontrado en muchos blogs que sigo y visito comúnmente. No veo en esas tecnologías la creatividad y el deseo de expresarse que encuentro en los blogs, sencillamente porque su mismo formato no lo permite. Sirven para otra cosa. Y lo hacen bien.

Yo veo en los blogs, en algunos, lo mejor del internet. Y no, no creo que se trate del “nuevo periodismo” o alguna cosa por el estilo: yo no soy, ni de cerca, un periodista y no intento serlo, y yo creo que pocos tratan de serlo. Pero es algo aún más útil: se trata de expresiones poéticas, filosóficas y personales que, antes, se quedaban en silencio y que ahora las encontramos por todas partes. Me dirán algunos que soy un superficial, pero en algunos blogs he encontrado excelentes poemas, textos que me han hecho vibrar y que, sin un blog, su autor no habría podido dármelo a conocer, a mí y a todo aquél que tenga la suerte de cruzar por dicha bitácora.

Muchos periodistas profesionales han optado por meterse en esto de los blogs, también. Y hay una cosa que me parece de especial valor: aquéllos que no son periodistas profesionales, que no se dedican a eso, pero que informan de las cosas que ven, de lo que les pasa todos los días, y que valen mucho para darse una idea de qué sucede realmente en ciertos lugares del mundo. No es lo mismo, pues, un trabajo periodístico sobre el régimen cubano, por ejemplo, a leer las excelentes anécdotas de Yoani Sánchez en Generación Y, que vive y sobrevive en dicho país. No es lo mismo lo que nos cuentan los medios sobre Juárez a lo que nos cuentan los blogs de los juarenses: mayor cercanía, mayor realidad, mayor cotidianeidad.

En fin, que espero que sean sólo avisos de tontos. Porque esto, creo, no es una moda.

6 comentarios:

Flora Isela Chacón dijo...

concuerdo contigo, no creo que los blogs pasen de moda porque aquí uno puede ser. Tengo la oportunidad de trabajar en un diario digital, y aunque sí hay libertad no es lo mismo escribir ahí que en un blog, que por cierto el mío lo tengo un tanto descuidado. Pero es cierto, un blog te da mayor realidad, mayor certeza y mayor acercammiento también. En el diario que trabajo, Omnia, ni siquiera tenemos espacio para comentarios, así que no podemos saber cómo realmente nos perciben los lectores.
Saludos!

Alexandro dijo...

Bueno, pues al menos a mi, Omnia me ha gustado. Las veces que lo he leído.

Saludos, Flora Isela.

Taun We dijo...

Son rumores, son rumores!!!

No creo que suceda ya que un blog es para muchos (me incluyo) una forma de escape de la realidad y una evidencia clara de los tiempos que nos atropellan.

Representan la libertad de expresión en toda su extensión.

Eddy dijo...

Las redes sociales...hijole pues es que son una monstruosidad, lamentablemente, lo único que se ve en ellas es el desperdicio social del "tiempo libre", y digo desperdicio porque todo es una gran tontería! osea hay que decirlo, y yo tengo facebook jaja osea no me excluyo, pero es la verdad, es una gran gran tontería, es un mundo que carece de sentido en la mayoría de sus aspectos, hemos creado ya una sociedad virtual, y por lo mismo todavía más enajenada y miope que la real. Y creo que los blogs se oponen a esta maquinaria de las redes sociales, me parece que el blog es una forma "conciente" de manejar la tecnología, hay <> en el blog, se piensa al utilizarlo, no es automático, no entontece como las redes sociales "fuertes" por eso hay que seguir escribiendo cosas interesantes como esta entrada. Saludos Alex!

Sara dijo...

Alexandro:

Te encontré en el blog de Judith Torrea, yo también soy su admiradora. Solidarízate pls.

Alexandro dijo...

Claro, Eddy, el blog es una cosa más personal, incluso más intima. Desde el momento mismo en que uno decide y cambia la imagen, el aspecto, de dicho blog, uno ya esta creando un espacio en donde expresarse. Además, un "lector" de feisbuc busca textos cortos, que no le roben demasiado tiempo porque, al mismo tiempo, esta "chateando" con cinco o seis personas al mismo tiempo. En cambio, al entrar a un blog, es como si te concentraras en lo que ese blog te ofrece, sin mayores distracciones. Implica más análisis, más reflexión.
Saludos.