sábado, 13 de marzo de 2010

El cuerno de chivo de la abundancia


Algunas personas, que tienen mucha imaginación, dicen que nuestro país tiene la forma del cuerno de la abundancia. Esto se refiere, lógicamente, a la enorme, y mal aprovechada, cantidad de recursos naturales, tales como las imponentes selvas de Chiapas u Oaxaca, la intrincada y quita-alientos sierra de Chihuahua y Durango, las nudistas playas que abundan por todo el litoral. Cierto. Pero últimamente me da la impresión de que tiene la forma de un encantador cargador de AK-47, mejor conocidas como cuernos de chivo. Las selvas, la sierra y los “paradisíacos litorales” siguen contándonos, en los diarios y demás, sádicas historias de sangre, a pesar de su indudable belleza.
Esto que acabo de decir da, ciertamente, muy mala imagen a nuestro país. No en este blog, que no se lee demasiado en el extranjero (¿?) aunque en nuestro país sea lectura escolar obligatoria (¿?), pero cuando estas mismas y desagradables metáforas se repiten una y otra vez en nuestros exaltados medios de comunicación, tarde o temprano los chicos de la CNN, BBC y todas esas siglas históricas comienzan a entender que, en efecto, México se ha vuelto un país “fuertemente armado”, armado hasta los dientes, cargado de explosivos.
A pesar de ello, y a riesgo de parecer un tontuelo, no creo que estemos aún en un Estado Fallido y fui uno de los que pegó el grito en el cielo (es decir, el techo de mi casa) cuando un olvidado personaje de la política norteamericana (Hillary? Bush?) dijo que estábamos igualitos que los pakistaníes y los afganos. No podemos negar que nuestras ciudades, principalmente acá en el norte, se han convertido en nidos, en cuevas, en dulce hogar, para esos molestísimos y odiosos sujetos siempre vestidos con sombrero y botas y cinto pitea’o que andan en trocas que más bien parecen sacadas de Transformers y que, aunque no saben decir una sola frase de modo correcto, se las creen que son los jefes, los machines, los únicos chicharrones que truenan. Se creen los malditos dueños de nuestras vidas y, en última instancia, de nuestras muertes. Pero.. digo, ¿tanto así como en Pakistán? Creo que la diferencia reside en el hecho de que “el tejido social” (frase que los politólogos usan todo el tiempo y que me gusta como suena) se ha degradado más que en México. Quiero decir que se trata de naciones bastante más violentas en términos generales que la nuestra, en donde los extremistas musulmanes tratan de eliminar a todo un pueblo por ideas religiosas, mientras que aquí las razones son más “prácticas”, si me permiten la expresión. ¿Ustedes que piensan? Se aceptan tomatazos, virtuales, de preferencia.

11 comentarios:

Flora Isela Chacón dijo...

No me parece que en México el "tejido social" sea tan armonioso como para usarlo de apacible bufanda. Dijo en una entrevista reciente la sicóloga Patricia Villanueva, a su visita a Chihuahua, que mientras los niños crezcan sin una fe verdadera, sin hablar de religiosidades o fanatismos, crecerán sin una consciencia plena de lo que es correcto o no, crecerán pensando que todo se vale por el dinero, y no es así. No sé si sea como en Pakistán, pero no creo que aquí las razones sean más prácticas sino más macabras: matar por dinero no será nunca ni más ni menos justificable que hacerlo por religión. Lo que pasa es que estamos acostumbrados a ver a Pakistán como un país de violencia y muerte, y el que se diga eso de México, aguas! puede despertar el nacionalismo más acendrado que ni el fútbol, pero que de todos modos no logra hermanar a toda una sociedad. Además, no creo que toda la culpa sea de los "molestísimos y odiosos sujetos siempre vestidos con sombrero y botas y cinto piteao", y los policías corruptos? y los gobiernos ineptos? y la descomposición social? y volvemos a empezar...

gracias por tu comentario en mi blog, qué gusto encontrar el tuyo

Alexandro dijo...

Si yo tuviese un vocero oficial, diría entonces, Flora: "Lo que Alexandro quiso decir" es que el caso de varios países del Medio Oriente la violencia está ya tan enraizada en la idiosincrasia, en la vida cotidiana de la gente, que resulta bastante mas difícil de eliminar que en el caso de nuestro país. La comparación entre Pakistan y México, por parte de no recuerdo quien de los políticos del vecino del norte, no me molesta por razones de nacionalismo, que para eso, como ya dijisteS, tenemos de sobra al fut. Me molesta porque no creo que sea un diagnóstico preciso, ya que, si bien México es un país sin duda violento, las raíces, las causas de tal violencia no son las mismas que en Pakistan y son mucho menos profundas, menos inconscientes, pues. Son más faciles de curar, o al menos, así espero que sean.

No TODA la culpa la tienen los sujetos por mi descritos, pero ciertamente me siguen resultando bastante molestos.

Saludos.

aBi dijo...

Vaya, tenia rato sin pasar y me topo con esto...excelente ;)

Como alguien que ha vivido muy de cerca toda esta racha de violencia, toda la inseguridad que apenas hace dos años no se veia aqui...ya hasta miedo da salir, no vaya a ser que el hijito mimado junior que no tiene nada que hacer mas que rascarse las pelotas y pasear en el carro que le pendejamente le dio su papi, se le ocurra dedicarse a la matanza o al robo nomas por pasatiempo, y decida robar mi bolsa, o quitarme mi auto...al fin y al cabo..nunca les hacen nada...
Me enoja enormemente la falta de justicia que se vive en nuestro pais, me da verguenza toda esa gente que lo unico que los mueve es el dinero...
Pero, tarde o temprano todo se paga...KARMA!
ya me enoje jajajajaja
te dejo besos Alex

Alexandro dijo...

Jajajaja. Pues ojalá que exista, realmente, eso del Karma, Abi, porque en lo que se refiere a la justicia mas terrenal no podemos decir nada bueno.

Olehonga dijo...

Qué onda mi buen Alex!! No todos los que chiflan son arrieros, es decir a pesar de que se mata blabla los factores de violencia no son muy diferentes a los de Meido Oriente, indiosincracia en todo el mundo hay, hasta en el que se procalme "civilizado", no estamos como Irán, Pakistán o África, donde el descontento surge por territorialidad y hambre, acá nace por ambición banal como lo es el dinero junto a las necesidades creadas. No todo es maldad pura jajajaja si no estaríamos en un verdadero embrollo.

Alexandro dijo...

Evaaaaa, ya no te entendí: entonces estamos iguales o no estamos iguales a la gente en Medio Oriente, segun tu opinion?

Ya hacía mucho que no comentabas en mi entristecido blog, graciass. aportas, eva, aportasssss, jajaja.

cariñosos saludos y ya ponte a hacer esa tesis definitiva sobre el benemerito jose emilio pacheco, la estamos esperando. yo ya hasta estoy leyendolo, para saber de que hablara tu tesis, animo ¡¡¡ como dicen en AA.

Olehonga dijo...

No estamos iguales según mi opinión.

Jajaja no esta tan entristrecido el blog.

Igual muchos cariñosos saludssss y noooo querooo hacer tesis :S no la mentes yaaa porfas jijiji supuestamente al finalizar las pascuadas vacaciones debo de tener el primer cap ¬¬ (ya hasta cree reyna -ilusa-).
En fin, que bueno que estés leyende de Pachequín, te recomiendo su primer novela experimental: "Morirás lejos" la releo cada semana santa, y al terminar digo "aahhh ya me acordé de que se trata" jejeje XD; supongo, te va a recordar, por el tipo de estilo y uso de la espacialidad, tiempo no lineal, confusión blabla, dos novelas que están o vas a ver con sotelo en narrativa hispanoamericana: la del túnel de Sábato y "Los perros" de Vargas Llosa; más a delante en mod. españoles, la novela de "Beltenebros" ^^ me siento sabionda...dejaré de escribir por el moemento jajajaja Hasta luego!!

Alexandro dijo...

Nombre, pero si eres bien docta, Eva ¡¡¡ Creo que siempre si aprendemos algo ahí en esa facultad tan despreciada, además de volvernos especialistas en wikipedia y en los porcentajes de alcohol de distintas bebidas.

Te mando un besote tronador. Mmmuak.

Olehonga dijo...

jejeje siempre obtendremos bagatelas importantísimas de ffyl jajjaja y muchas gracias por el mmmmuak, yo tmb le muuuuak!! jajaj y lo pira es que justo lo envías cuando mi novio no me besa por que trae un fuego ¬¬ jajajajaja

Olehonga dijo...

aclaro pa no caer en malentendidos, ni en el cachete me da besos mi chiko (que por que le duele jijiji)y sé que el tuyo es en mi redondeadas mejillas

Alexandro dijo...

Ha, por supuesto que sí. Tambien en las redondeadas mejillas, como de que no. jajajaja. Mira que si Jorge me pega...